Buscar este blog

Faustino García: el Quijote de la Zarzuela

Caricatura de Faustino García Publicada en el Diario ABC de Madrid el 01 julio 1971



Mi destino es la aventura

la zarzuela mi pasión.

De España tengo la sangre

como el Cid Campeador.

Como el Caballero Andante

yo también manchego soy,

y así seguiré adelante

con mi zarzuela triunfante

sin pensar de donde vengo

ni tampoco a donde voy.

 

FAUSTINO GARCIA


Este fragmento de un poema del mismo Faustino García no falta a la verdad, el Quijote de la zarzuela vivió cincuenta años recorriendo los teatros de América Latina llevando el arte de la zarzuela como un verdadero embajador cultural.
Salió de España, como otros tantos, con la ilusión de conquistar América. Lo que para muchos fue un sueño, en él fue una realidad. Su primer puerto en este continente fue el de Buenos Aires, a nuestra ciudad llegó el 1 de enero de 1914 con muy pocos pesos y muchas ilusiones. A pocos días de llegar, por una de esas arbitrariedades del destino fue a dar a un café que por mal nombre le llamaban el Café de la Puñalada, al que también frecuentaban Roberto Arlt y Julián Centeya, en Boedo y Chiclana.  Allí se estaba formando una compañía para hacer zarzuelas de cuarteto cuyas obras se titulaban y titulan: "Para casa de los padres" "La nieta de su abuelo" "Ya somos tres" y "Música clásica", de las que partici Faustino García. Pocos años después, con sólo 19 de edad, Faustino ya formaba su propia compañia y a los 25 ya se había presentado con éxito en Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina.
Cada vez que se presentaba en Buenos Aires, acudía al bar de Sarmiento y Paraná, conocido bar de artistas, donde alquilaba para los ensayos el sótano del bar; alquiler que pagaba con media fila de butacas para el día del debut.

 
Ésta, una de las dos piezas de mi colección que hoy presento, nos testimonia la temporada de 1957 en el teatro Avenida, donde Faustino García presentó "La del Soto del Parral" (zarzuela en dos actos, divididos en tres cuadros, con libreto de Anselmo C. Carreño y Luis Fernández de Sevilla y música de Reveriano Soutullo y Juan Vert) con un elenco de artistas destacados como Fernando Bañó y Rosina Toledo, junto al maestro Gerardo Tomas, que vienen a América justamente de la mano de Faustino García para este espectáculo en el Avenida y que, en ese mismo año de 1957 se presentan en Radio CX 20 Montecarlo de Montevideo, para una audición de la que puede hallarse en YouTube una pieza sonora de aquella presentación animada con varias fotografías tomadas en la Buenos Aires de 1957 (ver luego al final de esta entrada)




Josefina Puigsech
 También fue para esta temporada en el Avenida que Josefina Puigsech llega a Buenos Aires. Luego Puerto Rico, Colombia y Montevideo, siempre de la mano de Faustino García, que ofrecía muy buenos contratos a sus artistas. No hubo durante décadas en América Latina  para un artista lírico español mejor carta de presentación que integrar la compañia del Quijote de la Zarzuela.



Fernado Bañó en "La del Soto del Parral"
Olga Marin junto a Fernando Baño
 Desde luego participó también en el rol de Aurora la soprano Olga Marín, esposa de Faustino García que acompañara en todas las presentaciones de la compañia en roles protagónicos. 
 La segunda pieza de mi colección que aquí publico es el programa de mano de la temproada 1958 en el Teatro Avenida, presentando "Un Pueblecito Español" dirigida y montada por sus autores:Moreno Torroba y Luis Tejedor.



Federico Moreno Torroba (Madrid, 3 de marzo de 1891 - Madrid, 12 de septiembre de 1982) fue uno de los exponentes más brillantes y prolíficos de opereta en el siglo XX. También fue crítico musical y compositor de piezas sinfónicas y de cámara, especialmente para guitarra. El año anterior (1957) había estrenado con gran éxito "Maria Manuela", opereta en tres actos, con libreto de Rafael y Guillermo Fernández Shaw en el Teatro de la Zarzuela, Madrid. 

Luis Tejedor Pérez alcanzó notable popularidad como comediógrafo durante la posguerra al haber colaborado junto al actor Pepe Alfayate en la redacción de diversas comedias con Luis Fernández de Sevilla, Ángel de Andrés y Enrique Martínez Muñoz, entre otros. Participó, además, como guionista en algunas producciones cinematográficas de la época. 

Esto indica que el prestigio de Faustino García era mayúsculo, para lograr que estos autores lo acompañen en esta temporada de 1958 en el Avenida. 


 Como vemos en el reparto no faltan las grandes figuras de la zarzuela del momento, y si miramos en detalle, vemos que compartiendo el personaje de "Andrés" con Fernando Bañó (nada menos) encontramos a Carlos Gorostiza, pero no se trata claro está, de nuestro querido Carlos Gorostiza, sino del tenor Carlos Gorostiza que para 1958 había tenido ya muchísimos éxitos, desde que a los nueve años cantó en los coros del Teatro Calderón de Madrid, al lado de Tito Schipa. Luego, ya mayor, impresionaría al maestro Federico Moreno Torroba en el estreno de su zarzuela La Caramba  y seguramente de la mano de Torroba se suma a la compañía de Faustino García. 



Fernando Bañö en Mar del Plata año 1957


 Cuando en España el género de la zarzuela ya había decaído, en varias ciudades de América Latina se mantenía presente  y así lo decía el mismo Faustino García en declaraciones al ABC de Madrid en Julio de 1971:
- Es curioso que la zarzuela española se conserve mejor en toda Hispanoamérica que en España. Curioso y triste. (...) Esto me duele profundamente. El género ha decaído.

 Faustino García nunca recibió una sóla moneda como subsidio de ningún estado ni empresa. Llevó su arte por infinidad de escenarios de toda América, movilizando toneladas en vestuarios, escenografías y utilería.  Hizo ganar fortunas a autores y artistas a los que les abrió las puertas de un continente durante 50 años y hoy, es difícil, muy difícil hallar hasta una mínima biografia que se ocupe de él.  ¿Seguirá la ingratitud y el olvido por mucho tiempo más?


 

1 comentario:

Dante Bertini dijo...

gracias a vos ese olvido se subsana en parte...
feliz año!
precioso el dibujo: sintético y elegante